Archive for junio, 2011

Bajo Rendimiento Escolar (parte 1)

Psicóloga Denisse Ramírez

Photobucket

Existen distintos tipos de razones que pueden interferir significativamente con el aprendizaje de nuestros hijos:

  • Problemas propios de cada niño,
  • Situaciones del entorno familiar o
  • Particularidades del ámbito escolar.

Diferenciar estos factores no es fácil. Requiere una aguda observación de parte de los padres y profesores y, algunas veces, es necesario además, la intervención de especialistas.

POSIBLES CAUSAS DEL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR 

Existen múltiples problemas que pueden determinar el bajo rendimiento de los niños. Las más frecuentes son:

1. PROBLEMAS EMOCIONALES

En estos casos el bajo rendimiento se presenta abruptamente y, muchas veces, va acompañado de otros síntomas afectivos:

Falta de atención, pérdida del interés, desmotivación, sentimientos de pena, irritabilidad, baja autoestima, cambios de ánimo, problemas conductuales, dificultades para integrarse socialmente.

Si estas características se presentan en forma intensa o persisten en el tiempo, es necesario consultar con un especialista, ya que podría generar problemas a más largo plazo y prolongar el bajo rendimiento de nuestro hijo.

2. PROBLEMAS SENSORIALES

Se debe descartar en primera instancia si los canales de entrada y salida de la información se encuentren habilitados para funcionar en forma óptima. Es una de las condiciones previas para el aprendizaje.

  • Problemas de hipoacusia. Se trata de una leve disminución de la capacidad auditiva. Pueden darse en niños con congestión, otitis u otras enfermedades que implican una disminución parcial y a veces temporal de la capacidad auditiva.
  • Problemas de visión. Suelen estar acompañados de dolores de cabeza, lo que suele ser un buen síntoma para detectar el problema.
  • Problemas motores. Pueden ser de coordinación gruesa y/o fina; indican inmadurez o trastornos leves a nivel orgánico o ser secuelas de alteraciones neuromusculares.

3. PROBLEMAS ESPECIFICOS DE APRENDIZAJE

Son aquellos que afectan a:

  • a la lectura (dislexia),
  • a la escritura (disgrafia),
  • al cálculo matemático (discalculia) y
  • a la falta de atención y concentración (déficit atencional)

 

Causas. Son múltiples, puede tratarse de:

  • un trastorno neurobiológico en el que ciertas “conexiones” se han establecido de forma diferente,
  • cierta inmadurez cerebral,
  • malas prácticas pedagógicas.

Ahora bien, cualquiera sea la causa, el niño necesitará apoyo psicopedagógico para superar las dificultades. Es entonces cuando surge la pregunta inevitable:

¿CUANDO INTERVENIR? Este tema lo trataremos en un próximo post.

30/06/2011 at 5:22 pm 1 comentario


Dirección: Av Walker Martínez 1457 La Florida

Únete a nuestra Página

Agenda

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Estadísticas

  • 267,310 visitas

Convenios con instituciones e Isapres

 photo 97e48413-6a3c-4d9e-9fc6-2cadd8b9b3e1_zps5fb4f86e.jpg

Licencia

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.