Bajo Rendimiento Escolar (parte 2)

Psicóloga Denisse Ramírez

¿CUANDO INTERVENIR?

No hay que apresurarse y establecer un diagnóstico prematuro. Antes del segundo semestre del segundo básico no se puede hablar de trastornos de aprendizaje. En el proceso de aprendizaje es posible que veamos que nuestro hijo presenta escritura en carro, hace Photobucketcambios de letras, omite o agrega letras; quizás tenga dificultades de lectura, problemas con el tamaño y la organización de la información escrita o haga números invertidos. Estos son problemas propios del proceso de adquisición de la lectoescritura y el cálculo: no debemos alarmarnos. En el segundo año básico ya es posible hacer un diagnóstico más específico. Y es ahí cuando tenemos que estar muy atentos a los:

SINTOMAS

Si notamos que, a pesar de su esfuerzo el rendimiento de nuestro hijo no mejora, estamos ante los primeros indicios. Es importante entonces estar atentos a si nuestros hijos:

  • tarda más que la mayoría de los niños en hablar,
  • presenta problemas de pronunciación,
  • tiene vocabulario pobre,
  • muestra dificultad para aprender colores, formas, números,
  • presenta dificultades en la coordinación visomotora (dibujos pobres, mal realizados de acuerdo con su edad),
  • presenta dificultades de concentración y atención (por ejemplo, no termina las tareas),
  • su atención es variable,
  • no recuerda instrucciones,
  • le cuesta organizar su actividad,
  • actúa como si tuviese un “motor” interno que no para (caso de hiperactividad).

SUGERENCIAS GENERALES

En primerísimo lugar, claro, debemos observar. Como un cazador atento, nunca dejar de estar alerta. Así podremos detectar rápidamente si nuestro hijo tiene algún tipo de problema que afecta su rendimiento escolar. Para hacer más fácil la práctica, presentamos un punteo de los síntomas generales. En los casos de bajo rendimiento escolar sucede que el niño:

  • Se esfuerza y no obtiene una mejoría,
  • Presenta angustia o rechazo hacia la tarea escolar,
  • Está perdido en las clases,
  • Tiene “cuadernos en blanco”, no tiene su material,
  • No logra mantener la información relativamente ordenada,
  • Muestra sentimientos de incapacidad frente a las obligaciones.

Una vez que observamos que nuestro hijo presenta problemas de aprendizaje, debemos intervenir. Algunas acciones que podemos emprender:

  • Definir el problema. (ya vimos que los hay de distinto tipo: sensoriales, emocionales, o más específicos de aprendizaje);
  • Acompañar al niño en su estudio, observar cómo resuelve las dificultades y cuánto está atendiendo;
  • Conversar con profesores y pedirles información;
  • No enjuiciar; el rendimiento escolar es sobrevalorado en nuestra cultura, el bajo rendimiento en un niño pequeño no determina su futuro;
  • Buscar ayuda psicológica y psicopedagógica para apoyar al niño en el desarrollo de sus destrezas;
  • Reconocer las áreas en las que es competente y alentarlo, estimularlo: es importante renovar la autoestima del pequeño;
  • Adecuar las expectativas a la realidad del niño sin dejar de estimular y sin presionar.
  • Buscar un establecimiento apropiado para sus necesidades;
  • Y siempre que tengamos dudas consultar a especialistas.

14/07/2011 at 9:27 am Deja un comentario

Bajo Rendimiento Escolar (parte 1)

Psicóloga Denisse Ramírez

Photobucket

Existen distintos tipos de razones que pueden interferir significativamente con el aprendizaje de nuestros hijos:

  • Problemas propios de cada niño,
  • Situaciones del entorno familiar o
  • Particularidades del ámbito escolar.

Diferenciar estos factores no es fácil. Requiere una aguda observación de parte de los padres y profesores y, algunas veces, es necesario además, la intervención de especialistas.

POSIBLES CAUSAS DEL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR 

Existen múltiples problemas que pueden determinar el bajo rendimiento de los niños. Las más frecuentes son:

1. PROBLEMAS EMOCIONALES

En estos casos el bajo rendimiento se presenta abruptamente y, muchas veces, va acompañado de otros síntomas afectivos:

Falta de atención, pérdida del interés, desmotivación, sentimientos de pena, irritabilidad, baja autoestima, cambios de ánimo, problemas conductuales, dificultades para integrarse socialmente.

Si estas características se presentan en forma intensa o persisten en el tiempo, es necesario consultar con un especialista, ya que podría generar problemas a más largo plazo y prolongar el bajo rendimiento de nuestro hijo.

2. PROBLEMAS SENSORIALES

Se debe descartar en primera instancia si los canales de entrada y salida de la información se encuentren habilitados para funcionar en forma óptima. Es una de las condiciones previas para el aprendizaje.

  • Problemas de hipoacusia. Se trata de una leve disminución de la capacidad auditiva. Pueden darse en niños con congestión, otitis u otras enfermedades que implican una disminución parcial y a veces temporal de la capacidad auditiva.
  • Problemas de visión. Suelen estar acompañados de dolores de cabeza, lo que suele ser un buen síntoma para detectar el problema.
  • Problemas motores. Pueden ser de coordinación gruesa y/o fina; indican inmadurez o trastornos leves a nivel orgánico o ser secuelas de alteraciones neuromusculares.

3. PROBLEMAS ESPECIFICOS DE APRENDIZAJE

Son aquellos que afectan a:

  • a la lectura (dislexia),
  • a la escritura (disgrafia),
  • al cálculo matemático (discalculia) y
  • a la falta de atención y concentración (déficit atencional)

 

Causas. Son múltiples, puede tratarse de:

  • un trastorno neurobiológico en el que ciertas “conexiones” se han establecido de forma diferente,
  • cierta inmadurez cerebral,
  • malas prácticas pedagógicas.

Ahora bien, cualquiera sea la causa, el niño necesitará apoyo psicopedagógico para superar las dificultades. Es entonces cuando surge la pregunta inevitable:

¿CUANDO INTERVENIR? Este tema lo trataremos en un próximo post.

30/06/2011 at 5:22 pm 1 comentario

El Lenguaje en los Adultos Mayores

Fonoaudióloga Tamara Allende

“Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena

 

Características del lenguaje en envejecimiento normal

El envejecimiento es un proceso continuo, universal e irreversible, que  lleva a un decaimiento de las funciones de nuestro cuerpo.

Así como se ven afectados nuestros sistemas sensoriales, como la visión y la audición, o nuestro sistema motriz, debido a alteraciones musculares y óseas; nuestro cerebro también sufre cambios importantes, entre los que destacan la disminución del tamaño de nuestras neuronas, de las conexiones existente entre ellas y del metabolismo basal con el cual trabajan. Debido a lo anterior todas aquellas funciones que se alojan en nuestro sistema nervioso central tales como la memoria, la atención y el lenguaje, entre otras, sufren un enlentecimiento y no funcionan de manera tan eficiente como en nuestra juventud.

En lo que al lenguaje se refiere, el adulto mayor presenta dificultades principalmente para encontrar las palabras que quiere pronunciar, a pesar de conocerlas, fenómeno conocido como “de la punta de la lengua”.

 Dicho fenómeno lleva a que se demore mayor cantidad de tiempo en responder a preguntas o que comience a dar vueltas al tema como instrumento  compensatorio.

Además de lo anterior, los adultos mayores presentan dificultades para comprender estructuras gramaticales más complejas y discursos, y para elaborarlos. Dichas dificultades más que deberse a una alteración del lenguaje propiamente tal ,se debe a alteraciones que ocurren en otros sistemas cognitivos y que influyen en el rendimiento lingüístico, entre ellos: la atención, la memoria, y la capacidad de manejar y organizar información de mayor complejidad.

¿No hay nada que hacer para revertir esta situación?

Por supuesto que podemos tomar cartas en el asunto y favorecer un envejecimiento con mayor funcionalidad a nivel cognitivo.

Cuando nos imaginamos un cerebro debemos hacerlo como un órgano que tiene vida dentro de nuestro cuerpo y que responde a la estimulación que el medio le entrega.  Si realizamos una analogía podemos clarificar este hecho. Aquella persona que se debe quedar en cama por una gran cantidad de días, puede notar que cuando desea ponerse de pie, las piernas se sienten muy débiles, evidenciando un pequeño grado de atrofia. De igual manera, aquel cerebro que no se entrena comienza a sentirse más débil, y a responder de manera menos eficiente; Por lo tanto la mejor manera de enfrentar los cambios producidos por la edad, es precisamente esa; entrenar a nuestro cerebro.

Cómo reconocer alteraciones del lenguaje patológicas?

Debemos poner atención frente a las siguientes características en el lenguaje, las cuales nos alertan de una patología mayor:

  • Dificultades para comprender oraciones sencillas.
  • Cambia las palabras o inventa palabras nuevas para referirse a objetos cotidianos.
  • Realiza oraciones cortas y omite artículos, preposiciones.
  • No conjuga verbos al hablar.
  • Presenta dificultades importantes para articular los sonidos.
  • No logra repetir palabras u oraciones.

¿Qué debo hacer si reconozco alteraciones del lenguaje en mis adultos mayores cercanos?

En el adulto mayor con envejecimiento normal, podemos lograr un lenguaje más eficiente, mejorando considerablemente la calidad de vida, al trabajar en paralelo con otras funciones cognitivas.

En el adulto mayor con patología, la estimulación lingüística logrará en algunos casos revertir ciertas dificultades del lenguaje y en otros retardar la aparición de nuevos síntomas; con el fin de lograr un sistema de comunicación funcional con el medio que lo rodea.

En ambos casos, el camino comienza con una visita al neurólogo ó al fonoaudiólogo, los que sabrán orientarlo en relación a las características particulares que presente su familiar.

25/05/2011 at 7:56 pm 1 comentario

Estimulación Temprana

Psicóloga Denisse Ramírez

Photobucket

La estimulación temprana es el conjunto de medios, técnicas, y actividades con base científica y aplicada en forma sistémica y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los seis años, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas, permite también, evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres, con eficacia y autonomía, en el cuidado y desarrollo del infante

¿QUÉ ÁREAS COMPRENDE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA?

Para favorecer el óptimo desarrollo del niño, las actividades de estimulación se enfocan en cuatro áreas: área cognitiva, motriz, lenguaje y socioemocional.

  • Área cognitiva:

Le permitirá al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias, así el niño podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas situaciones.

  •  Área Motriz:

 Esta área está relacionada con la habilidad para moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También comprende la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca, lo que lo hace capaz de tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que ve, permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos.

  • Área del lenguaje:

Está referida a las habilidades que le permitirán al niño comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, expresiva y gestual. La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño podrá entender ciertas palabras mucho antes de que puede pronunciar un vocablo con sentido; por esta razón es importante hablarle constantemente, de manera articulada relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que escuche asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos.

  • Área Socio-emocional:

Esta área incluye las experiencias afectivas y la socialización del niño, que le permitirá querido y seguro, capaz de relacionarse con otros de acuerdo a normas comunes.

Para el adecuado desarrollo de esta área es primordial la participación de los padres o cuidadores como primeros generadores de vínculos afectivos, es importante brindarles seguridad, cuidado, atención y amor, además de servir de referencia o ejemplo pues aprenderán cómo comportarse frente a otros, cómo relacionarse, en conclusión, cómo ser persona en una sociedad determinada. Los valores de la familia, el afecto y las reglas de la sociedad le permitirán al niño, poco a poco, dominar su propia conducta, expresar sus sentimientos y ser una persona independiente y autónoma.

04/05/2011 at 8:19 pm Deja un comentario

Enseñanza de la Escritura en los Niños

Psicopedagoga Nadia Olivares

Photobucket

La escritura es un sistema de comunicación y expresión complejo de adquirir. El nivel de madurez necesaria para comenzar dicho aprendizaje es a los 6 años aproximadamente, siempre y cuando se   hayan realizado actividades preparatorias, abarcando el lenguaje, motricidad, lateralidad y grafomotricidad, las anteriores entrenarán al niño a manejar útiles como el lápiz, pincel y /o tiza y, de esta manera, ejercitar la coordinación oculo-manual. Los menores que se encuentren privados de esta etapa y son ingresados a la enseñanza formal de la escritura, requerirá de un período inicial de desarrollo de los factores antes mencionados.

Cabe destacar que el aprestamiento para la escritura, depende de la madurez física y la experiencia escolar y no sólo de la edad mental. Tomando en cuenta el desarrollo de la musculatura gruesa y fina, así como también el interés por comunicarse por escrito.

Debemos tomar en cuenta al momento que el menor realice tareas grafomotrices:

-Postura corporal.

-Toma del lápiz.

-Motivación y al momento de realizar la escritura.

28/09/2010 at 7:58 pm Deja un comentario

Para padres que se están separando

Psicóloga Paula Valdebenito

Mensajes para los padres:

    Photobucket

  • No caer en la sobreprotección de los hijos por pena, hay que tratar de tratarlo como un niño “normal” de su edad, sino no lo ayudamos a crecer, acabará comportándose de forma inmadura y más infantil de lo que corresponde.
  • Todas las personas tienen virtudes y defectos; también los padres
  • Es preferible que los días de encuentro con el padre, no se llenen excesivamente con actividades, si se ocupa todo el tiempo con demasiadas cosas, no habrá tiempo para hablar, ni comunicarse.
  • Los puntos más conflictivos de los padres tras la separación suelen ser los hijos, el dinero y las nuevas relaciones. Intente ser objetivo y no intentar poner el hijo de su parte. Hay que intentar solucionar estas cosas, sin involucrar a los hijos.
  • No hacerle creer a los hijos que se  “separarán momentáneamente” ya que esto crea esperanzas en los hijos y cualquier actitud cariñosa entre los padres la interpretará.
  • No es recomendable (antes de los 14 o 15 años) que se le haga escoger con qué padre desea vivir ya que ellos aman a ambos padres y provoca sentimientos de culpa.
  • Evitar hacerle la petición aunque sea sutil, que tome partido a favor o en contra de una de los padres, igual no hablar mal del otro progenitor, ni que la familia cercana lo haga.
  • Es un proceso doloroso y hay que vivirlo y ellos se dan cuenta de que los padres sufren

      Lo más importante no discutir, pelear ni desautorizarse delante de los hijos, ponerse de acuerdo en privado sin que los hijos lo noten, manifestando su punto de vista de manera tranquila, escuchando también la opinión del otro.

17/08/2010 at 9:02 pm Deja un comentario

 

27/07/2010 at 5:26 pm Deja un comentario

Entradas antiguas Entradas recientes


Dirección: Av Walker Martínez 1457 La Florida

Únete a nuestra Página

Agenda

agosto 2017
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Estadísticas

  • 267,310 visitas

Convenios con instituciones e Isapres

 photo 97e48413-6a3c-4d9e-9fc6-2cadd8b9b3e1_zps5fb4f86e.jpg

Licencia

Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.